El bogavante azul tiene una carne prieta, fina y tersa, y es más sabroso que su primo el canadiense. Se presta por tanto para ser cocido o cocinado a la plancha. Si quieres hacer un salpicón de marisco, siempre puedes comprar uno canadiense, pero nosotros recomendaremos siempre el sabor intenso del bogavante azul.

Visita nuestra marisquería online para pedir tu marisco fresco a domicilio.