Si tienes la oportunidad no dejes de visitar la ría de Noia en pleno momento de faena. Es un espectáculo. Mientras tanto te contamos qué hay detrás del berberecho de Noia que recibes en tu casa:

¿Sabes lo que caracteriza al berberecho?

Es un marisco bivalvo (de concha) procedente de los fondos fangosos y de arena fina próximos a las costas.

No sabemos si encaja dentro de los llamados ‘superalimentos’ pero lo que no cabe duda es que el valor gastronómico de los berberechos es muy alto:

  • Es un alimento de elección para mantener la línea por su bajo contenido en calorías y para tener controlada la anemia ferropénica por su alto contenido en hierro.
  • Los deportistas los adoran porque contienen muchas proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos omega-3.
  • También contienen una alta cantidad de fósforo y calcio para mantener los huesos y dientes sanos y fuertes.
  • Aportan el 60% de las cantidades diarias recomendadas de yodo.
  • Mejoran la agilidad mental por la presencia de la vitamina B12.
  • Y no menos importante, ayudan a prevenir accidentes cardiovasculares por su contenido en potasio, selenio y fósforo.

¿Qué es exactamente el Berberecho de Noia?

El berberecho gallego, por las características de nuestras aguas, es el más codiciado en los mercados. Y dentro de Galicia, el de Noia ocupa un lugar particular. Tanto, que hace unos años las autoridades han creado un sello distintivo para el molusco oriundo de esta ría.

Con la marca ‘Berberecho de Noia’ se busca diferenciar los berberechos extraídos por la Cofradía de Noia. El sello garantiza tres aspectos esenciales:

  • Origen: ría de Noia.
  • Tipo de pesca: artes artesanales y sostenibles.
  • Calidad y autenticidad: recolectado en su momento óptimo de consumo.

Los mariscadores de la Cofradía de Noia extraen el berberecho sólo entre septiembre y marzo, aunque los meses fuertes van de septiembre a diciembre. En el resto de Galicia esta actividad se realiza a lo largo de todo el año.

Más del 70% del berberecho gallego procede de las lonjas administradas por la Cofradía de Noia. Esta cofradía es la única en Galicia que cuenta con un criadero propio. De esta manera garantiza la trazabilidad de su producto; no se siembra nada que no proceda del propio criadero.

Aproximadamente 1500 personas faenan durante la campaña y trabajan durante todo el año sembrando, limpiando los arenales y controlando biológicamente la ría.

Así es un día normal en la vida del mariscador noiense

En Noia, como en muchos otros lugares, no se puede faenar a cualquier hora, tampoco cada mariscador puede extraer la cantidad de berberecho que quiera.

Hay unos límites de tiempo de recogida marcados por el toque de las sirenas de los barcos de vigilancia. Y hay unos cupos que todo el mundo respeta, que suelen variar entre los 20 y los 40 kg diarios.

Cuando faenan, los mariscadores van peinando el arenal buscando el marisco estrella de la ría de Noia.

En sus orígenes mariscar era una disciplina que complementaba los ingresos de las familias que trabajaban en el campo.

Por eso los artes de pesca de este molusco se parecen tanto a los útiles de labranza:

  • El berberecho lo extraen casi siempre a pie mujeres con una azada (sacho) o con un rastrillo (angazo) modificado para hacer más fuerza, y con un capacho con un flotador para depositar las capturas.

  • A flote, en pequeñas embarcaciones de dos o tres tripulantes, solemos ver a hombres extraer el berberecho con rastros o raños. Los hay de hasta 15 metros que sirven para poder alcanzar el berberecho en la arena.

Una vez terminada la faena los mariscadores se dirigen a la lonja donde comienza el proceso de clasificación por tamaños, pesaje y depuración del marisco para su posterior venta en las dos lonjas que administra la Cofradía de Noia. Y de ahí a nuestra pescadería online dónde puedes comprar berberecho de Noia.

Te puedes imaginar que ser marisqueiro o marisqueira es un trabajo muy duro. A la intemperie, en el agua, con condiciones climatológicas muchas veces adversas. Con gran esfuerzo físico. A veces no pueden trabajar durante semanas porque el marisqueo está cerrado, por diferentes motivos… Muchos piensan que el marisco es caro. Y tú, ¿Qué piensas? ¿Hay algo que te haya sorprendido en especial?