Tamaños y limpiezas de la volandeira

De izquierda a derecha, de arriba abajo: Volandeira grande, Volandeira mediana, Volandeiras sin limpiar y Volandeiras evisceradas

Te enseñamos cómo limpiar volandeiras o zamburiñas en casa y sin terminar de los nervios. Es más sencillo de lo que parece, ya lo verás.

En la foto de cabecera te mostramos los dos tamaños de volandeira que puedes elegir en mordestefoods.com: grande y mediana.

En el medio te presentamos las volandeiras sin limpiar y abajo una vez limpias.

Si tienes prisa o simplemente no te apetece pasar tanto tiempo en la cocina, puedes pedir que te enviemos las volandeiras evisceradas.

Si no es tu caso puedes seguir estos pasos para limpiar fácilmente en casa tanto volandeiras como zamburiñas:

  • Usa un cuchillo de hoja ancha con una punta roma y con un buen mango.
  • Coge la zamburiña con una mano y el cuchillo con la otra.
  • Coloca la concha más oscura hacia arriba. Busca la bisagra de la concha e introduce un poco la punta del cuchillo. Sólo un poco porque sino podrías cortar la carne de la volandeira.
  • Vete haciendo movimientos suaves de palanca -siempre hacia el lado contrario de tu muñeca-. Poco a poco las conchas cederán y se abrirán.
  • Con la punta del cuchillo desprende la carne de la parte superior, rascando bien lo que pueda haber quedado adherido. Para la parte inferior te puedes ayudar de una cuchara.
  • Ahora tendrás que retirar las partes que no son comestibles. Quita todo lo que sea de color marrón y quédate sólo con la carne (blanca) y el coral (naranja en el caso de las volandeiras, blanquecino en el de las zamburiñas).  Te vendrán bien unas tijeras para cortar las partes negras de los laterales.
  • Lava bien cada volandeira bajo el grifo repasando una a una detalladamente.
  • Si las vas a presentar en su concha, elige la más cóncava y límpiala bien con un cepillo.

Como con todos los bivalvos, presta atención al punto de cocción. Si pasan más tiempo del necesario en la olla, la carne mermará, se volverá más oscura y más dura.