Enviamos a España y a Europa 💙 Gastos de envío reducidos a partir de 70€ y gratis a partir de 140€ en Península 🌠

Cerdos caseros
Churrasco de cerdo
Elige tus opciones:


Nº de kgs  

12,50
IVA INCLUIDO
EL KILO TE SALE A 12,50 €
Añadir al carrito
  • PESO JUSTO:
    Seleccionamos tu producto, lo pesamos y te abonamos la diferencia.
  • GASTOS DE ENVÍO:
    Gastos de envío 8,95€. Envios GRATIS
    a partir de 140€. (Oferta válida para España peninsular)
  • CONSULTA LAS OPCIONES DE ENVIO AQUÍ

Un buen churrasco de cerdo necesita el balance perfecto de carne y hueso. Nuestras tiras de costillas ofrecen una gran cantidad de carne jugosa y tierna que se desprende fácilmente del hueso.

El corte de nuestro churrasco de cerdo es fino (de unos 3 cm), lo que lo hace ideal para cualquier barbacoa. Con su corte limpio y su textura tierna, nuestro churrasco de cerdo es una auténtica delicia, una carne tierna y sabrosa y una grasa deliciosa que combinan a la perfección con verduritas.

Es un producto versátil que puedes cocinar de muchas maneras: asado, a la barbacoa o en un cocido lento. ¡Te va a conquistar por su sabor y textura!

 

  • Conserva el churrasco, refrigerado entre 0ºC y 5ºC, durante un máximo de 72 horas desde la llegada a su domicilio.
  • Mantén la carne protegida del contacto con el aire.
  • Si no sabes cuándo la vas a consumir, mejor congela la carne. Puedes conservarla hasta 6 meses en el congelador.
  • Descongela la carne en la nevera. Así conservará todas sus propiedades de sabor y textura.
  • La carne envasada al vacío puede tener un color marrón poco vistoso al desembalarla. Esto es debido a la ausencia de oxígeno. Su color normal retornará al poco tiempo de mantenerla abierta.

Para disfrutar al máximo de nuestro churrasco de cerdo, te recomiendo asarlo a la parrilla. Así podrás saborear todo su sabor y su textura natural. Acompáñalo con tus guarniciones favoritas y tendrás una comida deliciosa y reconfortante:

  • Marina el churrasco 3h con 1 lata de cerveza, sal y tomillo. Remueve de vez en cuando.
  • Saca las costillas del marinado y escúrrelas.
  • Añade una capa ligera de aceite y espolvorea tomillo, sal y pimienta.
  • En la barbacoa, asegúrate de que las brasas estén en su punto y sin llama.
  • Coloca la parrilla en su parte más baja y pon dos minutos las costillas con la parte magra hacia abajo.
  • Luego, colócala en la parte alta de la parrilla, dale la vuelta a las costillas para que el hueso esté hacia abajo y déjalas cocinar hasta que estén doradas, entre 10 y 15 minutos. Voltea las costillas para acabar de cocerlas por el otro lado y tu asado estará listo.

Un truco especial: Justo antes de retirarlas, agrega una rama de romero a las brasas para que impregne la carne con su aroma y sabor.

Retira las costillas, córtalas en trozos y sírvelas con sal gorda y unas patatas fritas.

Los usuarios también vieron...
¿Qué estás buscando?
Nuestra recomendación
¿Qué estás buscando?