Estamos mejorando la sala de despiece, mientras tanto puedes hacer pedidos sin carne o sólo de carne
Marisco gallego
Ostra plana
Elige tus opciones:

Tamaño

Nº de bandejas  

12,90
IVA INCLUIDO
Añadir al carrito
  • PESO JUSTO:
    Compramos tu pescado, lo pesamos y te abonamos la diferencia.
  • GASTOS DE ENVÍO:
    Gastos de envío 7,95€. Envios GRATIS
    a partir de 130€. (Oferta válida para España peninsular)
  • CONSULTA LAS OPCIONES DE ENVIO AQUÍ

En general, las ostras pertenecientes al género Ostrea se las conoce como planas y son las más cotizadas y de mayor valor gastronómico. Pero además de ser una delicatessen, las ostras son muy ricas en nutrientes. De hecho, constituyen una auténtica joya gastronómica y aportan numerosos nutrientes para el organismo, como agua, proteínas y una gran variedad de vitaminas y minerales. A la ostra plana gallega también se la conoce como ostra de Arcade, pequeño pueblo de la ría de Vigo que acoge la fiesta de la ostra. En Galicia cultivamos de igual manera otro tipo de ostra, llamara rizada u ostrón.

En los meses de otoño merece la pena degustar las ostras, pues es cuando se encuentran en su momento óptimo, cuando están más jugosas. En verano el tamaño se recorta un poco, por lo que te aconsejamos que en esta época escojas un calibre superior al habitual.

No hay consenso sobre si la ostra gallega es mejor que las ostras francesas. Lo que sabemos es que la región de cría marca su sabor. Al filtrar centenares de litros de agua al día, la ostra va absorbiendo el fitoplancton presente en ella, y va adquiriendo un sabor específico, imagen del entorno que la rodea.

Seleccionamos las ostras más grandes, y te ofrecemos tres tamaños además de la variedad Danesa. Para algunos, la ostra Danesa Superking tiene un sabor más fino que la normal.

Cómo comprar Ostras planas gallegas

  • Enviamos la ostra cerrada.

Ficha técnica

Nombre científico: Ostrea edulis
Origen: FAO 27 Subzona IXa Aguas portuguesas y gallegas
Método de producción: Acuicultura
Arte de pesca: Cultivo en bateas
Denominaciones comerciales: Ostra plana, ostra, ostia, ostre
Presentación: Bandeja de 6 o bandeja de 12 unidades de ostra plana cerrada
Temporada: Todo el año, si bien en los meses estivales los tamaños pueden ser más pequeños.

Compra ostra plana gallega, de batea

En Galicia cultivamos las ostras en nuestros propios viveros flotantes en el mar (bateas). La forma de cultivo en batea es similar a la del mejillón y la calidad viene inducida por las especiales características del agua que las rodea. Aunque las semillas sean foráneas, durante la etapa de crecimiento y desarrollo adoptan las características y sabor de la autóctona, que es muy cotizada por su sabor y la cantidad de carne que contienen.

La ostra plana es un molusco vivo y fresco, que puedes conservar entre 3 y 5 ºC, guardado y cerrado. Es importante que la conserves con la concha cóncava hacia abajo. Cuanto antes la consumas, mayores serán sus propiedades. 

La ostra plana gallega se depura y comercializa siempre viva y se consume en crudo, con o sin limón. Un buen vino blanco resulta un maridaje perfecto y realza su paladar. También permite unos buenos escabeches, sopas, patés, gratinados o frituras rebozadas. Cocidas, frías o calientes, acompañadas de distintas salsas, están riquísimas.

Para abrir las ostras necesitarás un guante anti corte y un cuchillo abre ostras, aunque uno de hoja corta y fuerte, que se deslice bien, sirve igualmente.

Abrir ostras es simple, partiendo del refrán de que más vale maña que fuerza:

  • Antes de nada, tienes que cerciorarte de que todas las ostras están perfectamente cerradas, señal de que –a priori–  están frescas.
  • Pon una ostra sobre la mesa, con la valva cóncava hacia abajo. Sujétala firmemente con un paño.
  • Introduce con cuidado la punta del cuchillo en la bisagra –entre las dos conchas por el lado más estrecho– hasta localizar el músculo. Vete deslizándolo con giros muy cortos, despegando la carne de la concha superior. Es importante que sujetes con mano firme la ostra y que los movimientos de torsión sean pequeños, para no romper las valvas.
  • Cuando las conchas se separen, abre la ostra con cuidado y desecha la valva de arriba. Limpia los restos de nácar que hayan podido caer.  Es un buen momento para olerla y cerciorarse de que está en perfectas condiciones.
  • Si quieres puedes separar cuidadosamente la carne de la concha inferior, para que tus invitados no tengan que hacerlo. Coloca de nuevo la carne en la concha inferior antes de servirla.
Los usuarios también vieron...
¿Qué estás buscando?
Nuestra recomendación
¿Qué estás buscando?