*Entregas España y Europa* En Península: gastos de envío reducidos a partir de 70€ y gratis a partir de 130€. Más información.
Pescado de temporada
Bonito al corte
Elige tus opciones:


¿Cómo te lo preparamos?

Nº de kgs  

18,50
IVA INCLUIDO
EL KILO TE SALE A 18,50 €
Añadir al carrito
  • PESO JUSTO:
    Compramos tu pescado, lo pesamos y te abonamos la diferencia.
  • GASTOS DE ENVÍO:
    Gastos de envío 7,95€. Envios GRATIS
    a partir de 130€. (Oferta válida para España peninsular)
  • CONSULTA LAS OPCIONES DE ENVIO AQUÍ

Al periodo de pesca del bonito del norte se le conoce como «campaña costera del bonito». En el caso de las campañas costeras españolas, el bonito se captura con artes tradicionales, por lo que se garantiza su extraordinaria calidad y frescura.

Sólo es bonito del norte el que pesa más de 4 kilogramos y se captura en el mar Cantábrico con artes de pesca artesanales. A la inversa, al que no supera los 4 kg, aunque haya sido pescado de forma sostenible, se le denomina atún blanco. Ambos tienen una carne muy sabrosa, considerada como una de las mejores para freír. 

A la rodaja de bonito le llaman el entrecot del mar.

Ficha técnica

Nombre científico: Thunnus alalunga
Origen: FAO 27 Subzona X Azores
Método de producción: Capturado
Arte de pesca: Líneas y anzuelos
Denominaciones comerciales: Atún blanco, bonito del norte, albacora, mono, badora o ullada, barrilote, bacora, bonito do norte, hegaluze
Temporada: De mayo a agosto

¿Sabías que los bonitos pueden elevar su temperatura corporal entre 10 y 15 ºC por encima del medio en el que habitan?

Puedes conservar el bonito fresco refrigerado entre 0 y 4 ºC, guardado y cerrado. Cuanto antes lo consumas, mayores serán sus propiedades. Para un consumo en crudo, recomendamos congelarlo a temperatura inferior a -20ºC durante mínimo 5 días.

Puedes preparar el bonito en casa de múltiples maneras: con tomate y pimientos, la ventresca a la plancha con tomate, en ensalada con verduras, a la parrilla, mechado, en marmitako, al vacío, marinado, en conserva, en empanada… Los lomos del bonito se cocinan en seguida, por lo que debes tener muy controlado el tiempo.

Al bonito le encanta el tomate, el de verdad. Y pasado por pasa purés. La clave está en dejar que el tomate se haga muy lentamente y en no cocer demasiado el pescado.

El bonito cuando se hace mucho pierde la mitad del sabor. Cogerle el punto es una cuestión de experiencia. Por ejemplo, cuando introduces el bonito en la salsa de tomate, no debes olvidar que la salsa está caliente. Esto, que parece de Perogrullo, a veces no se tiene en cuenta y el bonito se sigue haciendo hasta quedarse seco.

Lo que tienes que hacer es freírlo primero. Si la sartén es antiadherente, no es necesario que lo enharines. Vuelta y vuelta basta, lo necesario para sellarlo y que no pierda su jugo. Seguidamente, lo añades al tomate caliente. Y recuerda, con el calor del tomate, el bonito se sigue haciendo sutilmente.

Y por favor, ¡que el tomate no sea de bote! El bonito está para chuparse los dedos con una rica salsa de tomate casera hecha con amor, tomates maduros y pimientos (si es triturada con el pasapurés, mejor que mejor). Más aún cuando el bonito coincide en temporada con el tomate.

Quizás esta presentación con tomate sea uno de nuestros platos favoritos de todos los tiempos, el que nos lleva a la infancia. También nos gusta como queda guisado con patatas, estilo marmitako. Y con sólo un par de minutos de cocción, no necesitarás una motosierra para cortarlo.

Los usuarios también vieron...
¿Qué estás buscando?
Nuestra recomendación
¿Qué estás buscando?