⤷ Consigue un 10% de descuento en tu primer pedido con el código MMXXII ♥ Enviamos a España y a Europa ♥ Gastos de envío reducidos a partir de 70€ y gratis a partir de 130€ en Península. Más información 

Pescado fresco
Pargo de crianza
Elige tus opciones:

Tamaño

¿Cómo te lo preparamos?


Nº de piezas  

23,40
IVA INCLUIDO
EL KILO TE SALE A 19,50 €
Añadir al carrito
  • PESO JUSTO:
    Compramos tu pescado, lo pesamos y te abonamos la diferencia.
  • GASTOS DE ENVÍO:
    Gastos de envío 7,95€. Envios GRATIS
    a partir de 130€. (Oferta válida para España peninsular)
  • CONSULTA LAS OPCIONES DE ENVIO AQUÍ

El pargo de crianza es una buena opción para comer pescado regularmente, pues tiene un precio realmente atractivo, y porque el origen del pescado utilizado procede de granjas de calidad superior. De hecho, existen viveros en la mayoría de los países del sur de Europa, favorecidos por sus aguas templadas. Además, cada pieza de pargo es limpiada y preparada a mano por nuestros pescaderos profesionales.

Cómo comprar Pargo fresco | Bocinegro

  • Recuerda que, cuando limpiamos un pescado siempre hay mermas, igual que en la pescadería tradicional.

Ficha técnica

Nombre científico: Pagrus pagrus
Origen: Grecia
Método de producción: Acuicultura
Arte de pesca: Cultivo
Denominaciones comerciales: Pargo, bocinegro, rubiel, prao, machote, paguera, pagre, mazote, prago, sabaya
Temporada: Todo el año

El pargo es un pescado poco conocido, pero realmente exquisito.

Al bocinegro se le suele conocer habitualmente como pargo, menos frecuentemente como rubiel. Se parece mucho al besugo, pero su coloración es más bien rosada, aunque carece de la mancha negra de la cabeza propia de ellos. Es por esto que a veces se le conoce como besugo grande. El pargo comparte familia también con la dorada, el sargo, la urta, el dentón y la sama. El pargo de crianza se cultiva en cautividad, lo que facilita su disponibilidad en cualquier época del año.

Puedes conservar el pargo entre 0 y 4 ºC, guardado y cerrado. Cuanto antes lo consumas, mayores serán sus propiedades. Para un consumo en crudo, recomendamos congelarlo a temperatura inferior a -20ºC durante mínimo 5 días.

Por regla general, puedes cocinar el pargo como lo harías con un besugo, ya que los dos son pescados de una calidad exquisita. Si es una pieza de un tamaño decente, que lo suele ser, lo puedes hornear a la sal. También puedes prepararlo a la brasa, al horno con patatas, a la donostiarra, relleno de frutos secos... 

Los usuarios también vieron...
¿Qué estás buscando?
Nuestra recomendación
¿Qué estás buscando?