La tradicional dieta atlántica supone un estilo de alimentación altamente beneficioso para nuestra salud además de ser socialmente viable y respetuoso con el medio ambiente.

En Mordeste nos gusta difundir los valores de esta dieta a través de una oferta de mercado y temporada.

Para el mes de mayo los pescados y mariscos de temporada más adecuados y recomendables, según Mordeste, son los siguientes:

Están de moda los pescados azules: el verdel, el jurel, los boquerones y las sardinas… Ya sabes que ahora puedes pedir los pescados menudos en bandejas de ½ kg.

Otros pescados típicos de la primavera son el bacalao, merluza, pijotas, rape, lubina salvaje, dorada salvaje, lenguado, rodaballo, rémol, gallo, mero, besugo y salmonetes. Pídelos preparados como los vayas a cocinar, te los enviamos envasados al vacío.

En el apartado del marisco siguen destacando, entre otros, las cigalas, las almejas y las ostras. También puedes optar por sepias, camarones, mejillones o percebes. El bogavante últimamente está muy bien de precio. El erizo y el pulpo entraron en veda. La centolla aún no pero no está saliendo buena.

Con este repaso por las especies que más abundan este mes le damos la bienvenida a la antesala del verano y a todos los pescados y mariscos que trae consigo. Ahora sólo nos queda disfrutar sin prisas y con mimo de todos ellos.

¿Conoces nuestro servicio de personal shopper?

Para que puedas delegar la elección del pescado en nosotros ponemos a tu disposición el pescado para horno y el pescado azul. Comprar así es fácil:

• Nosotros vamos a la lonja y buscamos una pieza para ti del tamaño que nos has indicado, siempre de la máxima calidad y a un precio razonable.
• La mañana anterior a la entrega nos ponemos en contacto contigo para decirte qué pescado hemos comprado y para preguntarte cómo quieres que te lo preparemos.
• Esa misma mañana te enviamos el pescado y te abonamos, en su caso, la diferencia (por ejemplo, si has pedido un pescado de 2 kg y el pescado que compramos pesa 1,8 kg, te abonamos 200 gramos).
• Además, por ética profesional, si el precio al kg del pescado que hemos comprado ese día es inferior al que pagaste, te abonamos también el resultado de esa diferencia.

Por cierto, ¿te fijas en el origen de los alimentos que consumes?

La naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación lo que necesitamos. No hace tantos años sólo teníamos acceso a alimentos que estaban de temporada. ¿Te parece posible volver a hacer las cosas como antes y poder disfrutar de unos alimentos con mayor aroma y sabor? Obtener de ellos todas las vitaminas y minerales más frescos, contribuir a cuidar el medioambiente y mantener la economía local.
Comprando en origen, sí es posible.